7 estrategias inteligentes para reformar tu cocina

Sigue estas siete estrategias para obtener la mayor rentabilidad en la reforma de tu cocina.

Gray kitchen counters against colorful floral wallpaper
Image: Leann Fiore

Los propietarios gastan más dinero en remodelar la cocina que en cualquier otro proyecto de mejoras para el hogar. Y con razón: Las cocinas son el centro de la vida familiar y una fuente de orgullo.

Una porción significativa de los gastos de remodelación de la cocina puede ser recuperada por el valor que el proyecto trae a su hogar. Una renovación completa de la cocina con un coste medio nacional de 35.000 euros recupera alrededor del 62% del coste inicial del proyecto en la reventa de la casa, según los estudios.
El proyecto también recibe el visto bueno de los propietarios. Los encuestados en el “Reporte” le dieron a su nueva cocina una puntuación de Alegría de 10 ( ¡sobre 10!), una puntuación basada en aquellos que dijeron que estaban contentos o satisfechos con su remodelación, con 10 siendo la puntuación más alta y 1 la más baja.

Para asegurarse de obtener un buen rendimiento de la reforma de tu cocina, sigue estos siete consejos:

#1 Planifica, Planifica, Planifica

La planificación de la remodelación de tu cocina debe tomar más tiempo que la construcción real. Si planeas bien, la cantidad de tiempo que te incomodará el caos de la construcción se reducirá al mínimo. Además, es más probable que te mantengas dentro del presupuesto.

¿Cuánto tiempo debes dedicar a la planificación? Se recomienda por lo menos seis meses. De esta manera, no te sentirás tentado a cambiar de opinión durante la construcción y crear cambios, lo que inflará los gastos de construcción y perjudicará el retorno de la inversión.

Algunos consejos para la planificación:

Estudie su cocina existente: ¿Cómo de ancha es la entrada de tu cocina? Es un error común que muchos propietarios cometen: Para evitar errores como este, crea un dibujo de tu cocina con las medidas de los pasillos, puertas, encimeras, etc. Y no olvides la altura también.

Piensa en los patrones de movimiento: Los pasillos de la cocina deben tener un mínimo de 100 cm de ancho y por lo menos 120 cm de ancho para los hogares con múltiples cocineros.

Diseño con ergonomía en mente: Cajones o estantes extraíbles en armarios bajos; alturas de encimera que se pueden ajustar hacia arriba o hacia abajo; un horno de pared en lugar de una estufa: Todas estas son características que hacen que una cocina sea accesible a todo el mundo y que sea un placer trabajar en ella.

Planifica para lo imprevisible: Incluso si has planeado hasta el número de clavos que necesitarás en tu reforma, espera lo inesperado. Incorpora un poco de margen para completar la renovación. ¿Quieres que esté listo para el Navidad? Entonces planea hacerlo antes de Halloween.

Elige todos los accesorios y materiales antes de empezar: Los contratistas te podrán hacer ofertas más precisas y reducirás el riesgo de retrasos debido a los pedidos pendientes.

No tengas miedo de buscar ayuda: Un diseñador profesional puede simplificar la reforma de tu cocina. Los profesionales ayudan a tomar decisiones de estilo, a prever problemas potenciales y a programar a los contratistas. Se estima que las tarifas oscilan entre 50 y 150 euros por hora, o entre el 5% y el 15% del coste total del proyecto.

#2 Seamos realistas con los electrodomésticos

Stainless steel stove with hood between dark blue cabinets
Image: Cascadia Design Build

Es fácil dejarse llevar por la planificación de tu nueva cocina. Una cocina de seis quemadores de calidad comercial y un frigorífico de marca de lujo pueden hacer centros de mesa llamativos, pero puede que no se ajusten a tus necesidades culinarias o a tu estilo de vida.

Los electrodomésticos son esencialmente herramientas utilizadas para cocinar y almacenar alimentos. La reforma de su cocina no debe ser sobre los utensilios, sino sobre el diseño y la funcionalidad de toda la cocina.

Así que a menos que tú seas un cocinero excepcional que cocina mucho, concéntrate en las características a largo plazo que añaden un mayor valor, como los armarios y el suelo.

Luego, elige electrodomésticos fabricados por marcas de confianza que tengan altas calificaciones en las reseñas en línea y en eficiencia energética.

#3 Manten la distribución principal

Nada elevará el gasto de una reforma más rápido que cambiar la ubicación de las tuberías y los enchufes eléctricos o derribar las paredes. Esto es generalmente donde ocurren los problemas imprevistos.

Así que si es posible, mantén los electrodomésticos, las instalaciones de agua y las paredes en el mismo lugar. No sólo ahorrarás en costes de demolición y reconstrucción, sino que también reducirás la cantidad de polvo y escombros que generará tu proyecto.

#4 No subestimes el poder de la iluminación

Orange tile backsplash in white kitchen with stainless sink
Image: Chateau Kitchens & Home Remodeling

La iluminación puede marcar la diferencia en una cocina. Puede hacer que se vea más grande y brillante. Y te ayudará a trabajar de forma segura y eficiente. Deberías tener dos tipos diferentes de iluminación en tu cocina:

Iluminación de trabajo: La iluminación debajo de los armarios debe estar en tu lista de cosas que debes hacer, ya que los armarios crean áreas de trabajo muy oscuras. Y ya que estás reformando, no habrá un mejor momento para cablear tus luces. (Aquí hay más información sobre las luces debajo del gabinete.) Hay que planificar por lo menos dos instalaciones por área de trabajo para eliminar las sombras. Las luces colgantes son buenas para islas y otras encimeras sin armarios bajos. Las luces empotradas y las luces de rieles funcionan bien sobre los lavabos y las áreas de preparación general sin armarios en la parte superior.

Iluminación ambiental: Las lámparas empotradas en el techo, los apliques de pared y las luces de rieles crean la iluminación general de la cocina. Incluye interruptores de atenuación para controlar la intensidad y el estado de ánimo.

#5 Conscientizate con la calidad

Kitchen with multi-color hex tile and modern accents
Image: Acquavella Design

La funcionalidad y la durabilidad deben ser las máximas prioridades durante la reforma de la cocina. Resístete a las gangas de baja calidad y elige productos que combinen un bajo mantenimiento con largos periodos de garantía. Las encimeras de superficie sólida, por ejemplo, pueden costar un poco más, pero con el cuidado adecuado, se verán estupendas durante mucho tiempo.

Y si tienes pensado mudarte pronto, los productos con garantías muy amplias son una ventaja de venta.

#6 Agrega almacenamiento, no espacio

Gas-pipe shelving with vintage china in white kitchen
Image: Annette F.

El almacenamiento nunca pasará de moda, pero si te quedas con la misma distribución, aquí tienes un par de ideas para añadir más:

Coloca armarios que lleguen hasta el techo: Puede que cuesten más – y puede que necesite una escalera de tijera – pero ganarás un valioso espacio de almacenamiento para bandejas de Navidad y otros artículos que se usan una vez al año. Además, no tendrás que desempolvar las tapas de los armarios.
Cuélgalo: Monta pequeñas estanterías en las áreas de pared no utilizadas y en el interior de las puertas de los armarios; cuelga ollas y sartenes grandes en un estante montado en el techo; y agrega ganchos en la parte posterior de las puertas de los armarios para los delantales, escobas y fregonas.

#7 Comunícate claramente con tus constructores

Establecer una buena relación con tu jefe de proyecto o equipo de construcción es esencial para mantenerse dentro del presupuesto. Para mantener la tranquilidad de tu proyecto:

Pásate por el proyecto durante las horas de trabajo: Tu presencia transmite tu compromiso con la calidad.

Establece una rutina de comunicación: Cuelga un tablón de anuncios en el lugar donde tú y el jefe de proyecto pueden dejar mensajes diarios. Proporciona tu dirección de correo electrónico y número de teléfono móvil a los empleados y a los jefes de equipo.

Establece las reglas de la casa: Se claro sobre el fumar, los niveles de ruido de la radio, los baños disponibles y el aparcamiento apropiado.

Sé amable: Ofrece refrescos (un poco de hospitalidad puede llegar muy lejos), elogia cuando esté justificado, y resiste a molestarlos con conversaciones, chistes y preguntas cuando estén trabajando. Funcionarán mejor cuando se refresquen y se les permita concentrarse en el trabajo.