Cómo limpiar un desagüe que huele mal de forma natural

como limpiar desagüe de forma natural

El olor de un desagüe sucio puede penetrar en toda la casa. Las bacterias crecen en los alimentos que se atascan en lo profundo del desagüe, creando un mal olor. Un método de limpieza simple, no tóxico, semanal o quincenal mantendrá el desagüe de tu fregadero limpio y libre de olores. El uso de productos de limpieza naturales es una gran manera de mantener su casa limpia y fresca mientras mantiene a su familia segura y sana.

COSAS QUE NECESITARÁS PARA LIMPIAR UN DESAGÜE QUE HUELE MAL

que necesitarás para limpiar tu desagüe

Paso 1 para limpiar tu desagüe

Retira todos los platos y limpia el fregadero antes de empezar.

limpia el fregadero

Paso 2 para eliminar los malos olores del drenaje

Echa una generosa cantidad de bicarbonato sódico en polvo dentro del drenaje.

bicarbonato sódico en polvo dentro del drenaje

Paso 3 para eliminar los malos olores de tu desagüe

A continuación, añadir vinagre blanco y tapar inmediatamente el desagüe con un trapo viejo.

echar vinagre blanco al desagüe

Paso 4 para limpiar el desagüe.

La reacción entre el bicarbonato de sodio y el vinagre crea una pequeña reacción que genera burbujas y espuma, esta se debe mantener en la tubería. Por eso tapamos el desagüe con un trapo. Déjalo actuar durante 30 minutos.

tapar rápidamente con un trapo

Paso 5 para la limpieza del desagüe

Pon a hervir una olla grande de agua, quita el trapo y vierte el agua por el desagüe.

echar agua en ebullición al desagüe

Paso 6 (Opcional si tu desagüe cuenta con un triturador de basura)

Si tienes un triturador de basura, muele varios cubos de hielo para sacar los trozos de comida que puedan estar pegados a las cuchillas.

echar hielo para limpiar las cuchillas del triturador de basura

Paso 7 para refrescar el desagüe.

Terminar picando unas rodajas de limón y echar al desagüe para darle un olor agradable.

triturar rodajas de limon para darle un olor agradable al desagüe.

Consejo: Verter sólo líquidos y aguas grises, es decir, agua de lavar platos, ropa y de bañarse en los desagües del hogar. Tirar los restos de comida a la basura o a un contenedor de compost.