¿Cómo congelar la calabaza para freírla?

Entender congelar la calabaza le dejará gozar todo el año, aun en el momento en que las verduras no estén de temporada. Congelar la calabaza es la mejor forma de guardarla si ha comprado bastante en la tienda de comibles o tenéis mucha en el jardín.

La calabaza congelada se puede guardar en el congelador hasta el momento en que esté lista para cocinar en una época posterior, pero como congelar la calabaza para freírla? La congelación de la calabaza para freír es muy afín a la manera de congelarla comunmente, salvo que va a deber ponerle condimientos y enharinar la verdura antes de poner en el congelador.

Prosiga leyendo para conseguir la guía punto por punto sobre de qué manera congelar la calabaza para freírla.

De qué forma congelar la calabaza para freír: punto por punto

Ahora se detallan todos y cada uno de los pasos que ha de saber para congelar apropiadamente la calabaza para freírla.

Qué precisas

Lo destacado es tener todas y cada una de las herramientas y complementos para congelar calabaza próximo antes de iniciar, puesto que le ahorrará perder el tiempo buscándolos a lo largo del desarrollo.

necesitaremos:

  • calabaza fría
  • Un contenedor con una tapa ajustada, papel de papel de aluminio, papel de plástico o una bolsa para congelador de plástico.
  • Papel congelador (o papel encerado)
  • Condimento y harina

De qué manera elaborar la calabaza para congelarla

Elaborar la calabaza para congelarla es un paso esencial, pues si la calabaza no se prepara apropiadamente, no va a tener un óptimo gusto si se fríe en una época posterior.

  • Lavar la calabaza como lo haría si la cocinara.
  • Secar la calabaza con una toalla de papel.
  • Recortar la calabaza en rodajas de 1/8 a ¼, según el espesor esperado.
  • Tras recortar la calabaza, va a deber recortar tantas hojas de papel congelador, tenuemente mucho más enormes que las rebanadas de calabaza, pero mucho más pequeñas que el tamaño del envase en que las congelado.

Congela la calabaza

Ahora, va a deber elaborar la calabaza para congelarla.

Hay un paso agregada que debe integrar aquí, en tanto que esté congelando la calabaza para freírla en una época posterior, que necesita un tanto mucho más de trabajo que sencillamente congelar la calabaza habitual.

  • Salpimentar las rodajas de calabaza con sal y pimienta y algún otro condimento que quiera integrar.
  • Una vez condimentado, enharinar las rodajas de calabaza.
  • Sacos el exceso de harina.
  • Contemplar la parte de abajo del envase del congelador con un trozo de papel congelador.
  • Ponga solo una rodaja de calabaza rebozada de harina sobre papel congelador.
  • Cubierta con papel congelador y machacar hasta el momento en que desaparezcan todas y cada una de las rodajas de calabaza o hasta el momento en que no quede espacio en el contenedor. Puede seguir y elaborar otro envase congelador con una cubierta inferior de papel congelador para guardar el resto.
  • Cierre la tapa y ponga el envase en el congelador.

Otras alternativas de almacenaje

Los contenedores de almacenaje de plástico son una enorme opción para congelar las calabazas, pero puede emplear a otros. Si no quiere emplear un envase de plástico, puede poner la calabaza en capas una sobre otra, alternando cada rodaja con un trozo de papel congelador, hasta el momento en que se forme un montón.

O, entre las formas en que me agrada empaquetar alimentos para congelarlos o refrigerarlos es a través de el empaquetado de alimentos reutilizables. En lo personal, me gustan mucho estas ceras de abejas orgánicas del verano, pero puede usar alguno.

Ahora, puede envolver esta pila con papel plástico, volverla a envolver con papel de aluminio y poner en el congelador. Como opción alternativa, puede envolver la pila en papel de plástico y ponerla en una bolsa para congeladores de plástico.

Si no posee congelador ni papel encerado, puede congelar la calabaza. Para llevarlo a cabo, si bien debe recortar, ponerle condimientos y enharinar la calabaza, pero en vez de apilarlas, puede ponerlas en una bandeja de horno.

Ponga en el congelador a lo largo de 45 minutos o hasta el momento en que se congelen las rodajas de calabaza. Una vez congeladas, las rodajas de calabaza se tienen la posibilidad de poner en un envase de plástico o en una bolsa para congelar. La congelación instantánea de rodajas de calabaza separadamente antes de ponerlas en un contenedor de almacenaje impide que las rodajas se peguen en el momento en que se congelan.

El embalaje con papel congelador y calabaza de congelación instantánea le deja sacar tantas rebanadas del congelador como quiera, sin la necesidad de descongelar ni usar el lote entero.

Recuerde que debe etiquetar el envase con la calabaza cortada en rodajas con la fecha congelada, tal es así que se logre detectar de forma fácil el congelador y sepa cuándo hay que usar la calabaza.

Freír la calabaza congelada

Poco se puede realizar en el momento de freír calabaza congelada. Ahora vais a haber condimentado y rebozado de harina las rebanadas, con lo que solo queda freír.

No es requisito descongelar las rodajas de calabaza, en tanto que tienen la posibilidad de suavizar y dejar la cubierta de harina mojada. Sencillamente puede sacar tantas rebanadas como quiera del congelador y ponerlas en una sartén antes calentada.

Las rodajas de calabaza se descongelarán en cuestión de segundos y van a quedar cocidas y crocantes. Descongelar las rodajas primer muestra la masa a la humedad y puede quedar que se pega, lo que no dejará que las rodajas queden crocantes.

Blanquear la calabaza antes de congelarla

Ciertos eligen por blanquear la calabaza u otras verduras antes de congelarlas. Las verduras poseen enzimas y bacterias, que tienen la posibilidad de romper y eliminar los nutrientes, el color, la textura y el gusto de las verduras con el pasar de los años en el momento en que están en el congelador.

Blanquear la calabaza puede eludir que pase, puesto que destroza las enzimas antes de congelarla.

Si va a congelar la calabaza en el transcurso de un tiempo corto, no es requisito, pero si no sabe cuándo usar la calabaza, puede ser una gran idea blanquearla antes de congelarla.

Ponga una cazuela de agua en la estufa y llevar a ebullición. Ponga las rodajas de calabaza en agua hirviendo y dejar cocer a fuego fuerte a lo largo de 3 minutos.

Si tiene bastante rodajas de calabaza para congelarlas, puede emplear exactamente la misma agua hasta 5 ocasiones. Aún de este modo, posiblemente deba añadir un tanto mucho más de agua ardiente para sostener el nivel del agua.

Retire de forma segura las rebanadas de calabaza del agua hirviendo y ponerlas en agua muy fría a fin de que se enfríen a lo largo de 5 minutos. Enfriar la calabaza velozmente impide que se cocine bastante y posiblemente deba añadir mucho más hielo al agua para sostenerla fría.

Chorrear bien la calabaza, cuando menos 2 minutos, antes de pegar las rebanadas con una toalla de papel.

Desde ahí, puede ponerle condimientos y enharinar la calabaza y ponerla en recipientes de almacenaje para congelarla.

Escaldar antes las rodajas de calabaza asimismo acorta el tiempo de freír. La calabaza rebozada se descongelará en el momento en que se ponga en la olla ardiente y va a estar lista para comer en un periquete.

Congela la calabaza para cocinarla

Si les queda sobrecitos de calabaza, tras enharinar y congelar bastante rebanadas, puede congelarla para usarla en otras comidas.

Puede proseguir todos y cada uno de los pasos precedentes para congelarlos, pero tiene mucho más independencia en de qué forma quiere recortar la calabaza, tanto si la cortamos en rodajas como dados. Tampoco va a ser preciso ponerle condimientos y enharinar la calabaza.

En el momento en que descongélelo la calabaza, va a quedar un tanto mojada y mojada. Es imposible comer crudo, pero es idóneo para añadir a sopas y guisos, donde se cocinará con el resto de elementos.

cuestiones similares

¿Qué ocurre si congelar las verduras sin escaldarlas? antes?

Ya que el blanqueo asistencia las verduras a preservar su color y retener los nutrientes, deteniendo los enzimas que podrían deteriorar las verduras, si no se blancas antes, se puede ocasionar una coloración incolora o apagada, aparte de texturas y sabores poco comunes.
No blanquear las verduras está bien si se usan poco tras congelarlas, pero para una vida útil mucho más extendida, el blanqueo es requisito para conseguir los más destacados desenlaces.

Hay que mondar la calabaza antes de freírla?

La calabaza de verano tiene una piel con delicadeza lisa, con lo que no se debe pelarla antes de freírla.
Si está congelando la calabaza para freírla, solo puede lavar la piel y cortarla en rodajas finas, antes de condimentar y enharinar.

Como puede eludir que la calabaza frita se transforme en blanda?

freír calabaza congelada es de todos modos una forma increíble de eludir que se hunda. De manera directa fuera del congelador, la calabaza no va a estar expuesta a la humedad a lo largo de bastante tiempo y el exterior va a quedar crocante.
Tenga precaución de no cocinar bastante la calabaza, puesto que asimismo podría ocasionar que se volviese molesta.

Calabaza congelada para freír

La calabaza congelada para freír no solo le da la opción de preservar la calabaza que ha comprado en la tienda o que ha cosechado de su jardín, sino da una comida simple después, donde sencillamente ponga las rodajas congeladas de manera directa en una sartén. friendo.

Congelar la calabaza para freírla es bastante fácil, es suficiente con que la hayáis condimentado y rebozado de harina antes de congelarla y que haya separado las rebanadas que no se peguen en el congelador.

También te puede gustar

Subir

En esta web usamos cookies para el correcto funcionamiento de algunas herramientas que usamos con el fin de mejorar. Leer la política de privacidad