Cómo mantener el pesto verde

El tradicional pesto de albaca fría tiene una sombra increíble de verde esmeralda prácticamente bastante bueno para comer. Prácticamente.

Lamentablemente, este color verde no dura lo bastante, salvo que se tomen cautelas. De la misma muchas otras frutas y verduras, la albaca empezará a oxidarse en el momento en que se exponga al aire tras cortarla o machacarla, transformándola en un color militar militar bastante menos apetitoso, prácticamente negro, con el pasar de los años.

Existen algunos misterios para asistirle a estudiar a sostener el pesto verde.

Entonces, ¿cuál es la mejor forma de sostener el pesto verde? La mejor forma de sostener el pesto verde es blanquear las hojas de albaca antes de realizar el pesto. Escaldar la albaca impide la oxidación y también impide que el pesto se vuelva cobrizo.

En el artículo, vamos a explicar precisamente como blanquear las hojas de albaca para sostener el pesto verde, y asimismo vamos a compartir 2 resoluciones mucho más para prolongar la vida útil del pesto si el blanqueo no es una alternativa práctica para nosotros.

3 formas primordiales de sostener el pesto verde

Sostener el pesto verde hablamos de impedir la oxidación. Esto puede hacerse descartando la enzima que tiene una reacción con el oxígeno y provoca que la albaca dore, o se puede resguardar la albaca de la exposición al aire, deteniendo la oxidación antes que se rompa.

Hemos comprobado que blanquear las hojas de albaca antes de elaborar el pesto es la solución mucho más eficiente para eludir el dorado, pero asimismo es útil recubrir el pesto con aceite de oliva o jugo de limón antes de guardarlo en el frigorífico.

Prosiga leyendo para saber qué solución es la opción mejor para su pesto.

1. Escaldar las hojas de albaca

Las hojas de albaca blanqueante anulan la enzima de la albaca que tiene una reacción con el oxígeno y provoca que las hojas verdes se vuelvan cobrizos. Si blancas la albaca antes de realizar el pesto, no se oscurecerá, o por lo menos no bastante.

Este es el más destacable procedimiento a fin de que resguarda totalmente el pesto, no solo en la área. Asimismo resguarda el pesto en todo instante, no solo en el momento en que se guarda frío.

De qué forma blanquear la albaca

En el momento en que se blanquea algo, es esencial elaborar la cocina pues es un desarrollo veloz.

  1. Llene una cazuela con agua y llevar a ebullición.
  2. Al lado de la cazuela, elaborar un tazón grande con agua muy fría.
  3. Llene una cuchara grande o una cesta de metal con albaca y perejil, si asimismo está usando perejil al pesto. Asegúrese de que el cubo o la cesta de la skimmer tenga pequeños orificios por los que la albaca no resbale
  4. Sumergir la albaca en agua hirviendo de forma rápida a lo largo de 15 segundos.
  5. Retire la albaca del agua hirviendo y sumergir en el instante en agua muy fría a lo largo de 15 segundos.
  6. Chorrear la albaca rápidamente y quita tanta agua como resulte posible.
  7. Prepare el pesto según las normas de la receta frecuente

El propósito del blanqueo no es cocinar la albaca, sino más bien sencillamente inhabilitar las enzimas que causan el oscurecimiento. 15 segundos no pasan un buen tiempo y quiera desplazarse velozmente para eludir que la albaca se cocine o quede mojada. No deje descansar las hojas en agua fría o ardiente mucho más de lo preciso.

2. Verter aceite de oliva por arriba en el momento en que el almacenar en el frigorífico.

La mayor parte de pesto necesitan aceite de oliva a la receta, que en sí va a ayudar a resguardar la albaca contra el dorado hasta un punto. El aceite crea una barrera protectora en torno a todo cuanto toca, eludiendo la entrada de aire y ocasionando oxidación.

En el momento en que el aceite de oliva se mezcla con el pesto, solo puede eludir que se dore bastante. No obstante, al hacer una fina cubierta de aceite en la área del pesto, se crea una barrera considerablemente más eficiente contra el contacto con el aire.

Antes de guardar el pesto, verter un revestimiento rápido de aceite de oliva a la área. Siga con un sello hermético, así sea en un contenedor de Tupperware con una tapa correcta o cubriendo el cuenco de ser útil con papel plástico.

Guardar el pesto en el frigorífico sin tocarlo y va a quedar verde.

Lamentablemente, tan rápido como se rompe la protección superficial, el aceite de oliva deviene menos eficiente como asegurador y la albaca puede comenzar a dorarse en el momento en que se deja fuera. No obstante, si el comer entre 30 minutos y una hora, debería quedarse interesante y de color verde refulgente.

3. Pulse el limón antes de guardarla en el frigorífico.

El jugo de limón tiene dentro ácido cítrico y ácido ascórbico, que previenen la oxidación. Posiblemente haya oído que verter algo de jugo de limón sobre las manzanas en rodajas contribuye a eludir que se dore. Marcha igual con las hojas de albaca.

Si no te importa algo de gusto cítrico al pesto, hay puede añadir jugo de limón recién exprimido la receta en sí. Esto va a ayudar a resguardar mejor el pesto, en tanto que marcha a lo largo de todo el lote.

Si no es un enorme seguidor del limón, puede procurar goteando o una pequeña cantidad en la área del pesto antes de sellarlo y refrigerarlo.

Esto resguardará la área a lo largo del almacenaje, pero, como el aceite de oliva citado previamente, tan rápido como incordiar la área, probablemente el pesto oxide, conque comed lo poco después.

Asimismo es viable sostener el pesto verde agregando vitamina C en polvo, pero hemos descubierto que deja un gusto considerablemente más picante que el jugo de limón fresco y, por norma general, es menos favorable, con lo que no se aconseja evaluar este procedimiento si puede . . evitarlo. .

¿Cuánto dura el pesto?

La vida útil del pesto es dependiente en buena medida del género de pesto que tenga y de de qué manera se almacene.

Puede conseguir pesto de lata o bote de extendida duración que puede perdurar prácticamente indefinidamente si se guarda en un espacio fresco y seco, distanciado de la luz del sol y del calor, y jamás se abre.

mismo pesto de extendida duración No obstante, va a tener una fecha de caducidad sugerida y, desde esta fecha, el gusto, la textura y el perfume del pesto tienen la posibilidad de reducir, si bien todavía se puede consumir de forma segura. Comunmente, deseará comerlo en los 3 meses siguientes a la fecha de compra.

pesto frescoPor otro lado, no dura tanto, si bien todavía cambia según si se causó de manera comercial con conservantes, en el hogar o en algún rincón intermedio.

El pesto comprado en la sección refrigerada de su autoservicio asimismo va a tener la fecha de caducidad impresa en el envase. Siempre y en todo momento es preferible continuar esta recomendación, pero si no se abre y se refrigera apropiadamente, se sostendrá fría por lo menos 10 días tras la adquisición, de manera frecuente mucho más tiempo.

Cuánto tiempo mantiene el pesto en el frigorífico?

Si ha abierto un envase con pesto fresco comprado en la tienda, debería mantenerse fresco en el frigorífico hasta una semana.

Asegúrese siempre y en todo momento de guardarlo en un envase hermético y de tomar cada porción individual, en vez de comer de manera directa del envase. Debe emplear un utensilio nuevo y limpio toda vez que se sumerja al pesto para eludir la polución y el deterioro precoz.

Asimismo debe procurar sostener el pesto en el frigorífico lo viable. Si está sirviendo una merienda, sirve solo lo que vas a comer y regresa instantaneamente el resto en el frigorífico.

Si lo deja en el mostrador, puede exponerse a bacterias y otros contaminantes que no sean buenos para su pesto.

¿Cuánto dura el pesto casero?

El pesto casero acostumbra perdurar de 3 a 5 días, dependiendo de la lozanía de los elementos que emplea y de la receta concreta.

Como sucede con el resto de plagas, debe asegurarse de sostenerla al límite refrigerada y eludir la polución cruzada con otros alimentos.

cuestiones similares

¿Por qué razón mi pesto no es verde?

La primordial razón por la que el pesto obscurece es que el la albaca u otras verduras frescas y verdes que se usan en la receta se han oxidado. La oxidación se genera en el momento en que una enzima concreta que está en la mayor parte de plantas está expuesto al aire.
En el momento en que se corta o desmenuza una hoja de albaca, la enzima se muestra al aire y empieza a volverse negro.
El pesto empezará a oscurecerse velozmente pues todas y cada una de las hojas verdes que fueron cortados en trozos pequeños están expuestos al oxígeno desde todos y cada uno de los ángulos.
La oxidación no es dañina y no cambia el gusto ni la textura, sino no semeja tan interesante como un bonito pesto verde refulgente.

De qué manera almacenar la albaca verde al pesto?

Como se ha citado, el pesto generalmente se regresa negro por el hecho de que la albaca oxida. Si prosiga las normas de este producto para resguardar la albaca de la oxidación, sostendrá el pesto de color verde refulgente, tal y como si estuviese picado últimamente.
La solución mucho más eficiente es blanquear la albaca antes de elaborar el pesto. Esto desactiva la enzima oxidante e impide que la albaca oxide prácticamente absolutamente.
Las resoluciones algo menos funcionales son sostener el pesto con una fina cubierta de aceite de oliva o jugo de limón en la área. Esto resguarda el pesto hasta el momento en que la cubierta superior se rompe y el pesto subyacente se muestra al aire.
Como resultado, se generará una oxidación lenta y el pesto se va a ir obscureciendo gradualmente con el pasar de los años.

¿Por qué razón es amargo mi pesto?

Probablemente halla múltiples causas por las que el pesto es amargo, según la receta y la lozanía de sus elementos. Si usa verduras aparte de albaca, puede modificar el gusto.
Por servirnos de un ejemplo, al paso que el pesto de rúcula es habitual, es mucho más amargo. Si quiere añadir verduras verdes sin amargura, intente las espinacas.
Otra oportunidad es el aceite tenuemente rancio o el ajo fresco bastante fuerte. Ciertos desarrolladores de pesto reducirán este género de amargura agregando parmesano plus o piñones torrados.
Ciertos solo agregan azúcar, pero azucarar una receta no es exactamente lo mismo que batallar la amargura, conque pruebe solo si tiene la oportunidad de que no te agrade el gusto menos clásico.

normas

  1. Llene una cazuela con agua y llevar a ebullición.
  2. Al lado de la cazuela, elaborar un tazón grande con agua muy fría.
  3. Llene una cuchara grande o una cesta de metal con albaca y perejil, si asimismo está usando perejil al pesto. Asegúrese de que el cubo o la cesta de la skimmer tenga pequeños orificios por los que la albaca no resbale
  4. Sumergir la albaca en agua hirviendo de forma rápida a lo largo de 15 segundos.
  5. Retire la albaca del agua hirviendo y sumergir en el instante en agua muy fría a lo largo de 15 segundos.
  6. Chorrear la albaca rápidamente y quita tanta agua como resulte posible.
  7. Prepare el pesto según las normas de la receta frecuente

Visualizaciones

El propósito del blanqueo no es cocinar la albaca, sino más bien sencillamente inhabilitar las enzimas que causan el oscurecimiento. 15 segundos no pasan un buen tiempo y quiera desplazarse de forma rápida para eludir que la albaca se cocine o quede mojada. No deje descansar las hojas en agua fría o ardiente mucho más de lo preciso.

Información sobre nutrición:

desempeño: 4

porción: 1/2

Cantidad por ración:

calorías: 3Grasa total: 0 gGrasa sobresaturada: 0 gGrasas trans: 0 gGrasas insaturadas: 0 gcolesterol: 0 mgsodio: 0 mgHidratos de carbono: 0 gfibra: 0 gazúcar: 0 gproteína: 0 g

También te puede gustar

Subir

En esta web usamos cookies para el correcto funcionamiento de algunas herramientas que usamos con el fin de mejorar. Leer la política de privacidad