[Guia] ¿Cómo espesar la crema?

La crema se emplea como ingrediente y como guarnición en distintos platos dulces y salobres. Añade textura, volumen y riqueza espesa a todo cuanto se añade.

Hay muchos géneros de cremas que se usan en la cocina, siendo la crema pesada entre las mucho más comunes y polivalentes.

Se conoce que es especialmente pesado y espeso y se emplea en pasteles, mousses, pastas, curry, sopas, salsas y muchas otras recetas.

En ocasiones posiblemente necesite una crema aún mucho más densa y espesa para añadir mucho más textura y volumen a su comida. Pese a sus varias apps de cocina, posiblemente la crema pesada no satisfaga sus pretensiones. Para esto, hay que engrosar.

Como espesar la crema? Hay 3 formas fáciles de espesar la crema pesada para conseguir una textura diferente y añadirla a la comida. Puede reducirlo a ebullición, añadir gelatina o añadir harina o maicena como espesantes.

El procedimiento que escoja va a depender de su edad, de qué elementos hay libres y de qué les semeja mucho más simple.

Prosiga leyendo para saber la crema, como saber qué procedimiento le es conveniente y considerablemente más.

Las 3 formas más óptimas de espesar la crema

Hete aquí las tres formas más óptimas de espesar la crema. Cada procedimiento va a depender de sus opciones y apps, conque asegúrese de realizar una ojeada a cada procedimiento para poder ver de qué forma le puede favorecer.

Calentar la nata

Calentar la nata evapora su contenido de agua y lo disminuye hasta el espesor esperado.

Si bien el término es bastante simple, este procedimiento de forma frecuente se considera lo que consume mucho más tiempo y necesita la mayor atención por su lado.

Aquí tiene normas pasito a pasito sobre de qué manera achicar la crema para hacerla mucho más densa:

  • Empieze a calentar la crema de manera cuidadosa, asegúrese de que quede bajo el punto de ebullición .
  • Eludir que el hierva, en tanto que un fuego fuerte puede arruinar su textura.
  • Manténgase hirviendo al fuego afloja , Mezclando regularmente con un batidor o una cuchara de madera para eludir cuajadas y quemaduras.
  • Si la crema empieza a hervir, baje rápidamente el fuego o sacarla del fuego.
  • Asegúrese de evaluar el abultado de la crema cada 10 minutos para eludir la cocción excesiva.
  • Cuando haya alcanzado la rigidez deseada, puede bajar el fuego y dejar enfriar.
  • Una vez se haya enfriado un tanto, puede evaluar la crema para poder ver si hay cambios radicales de gusto y si es correcta para el plato que la precisa.

El abultado de la crema va a depender del tiempo de calentamiento, que puede duran entre 10 y 30 minutos . Cuanto mucho más ardiente sea la crema, mucho más gruesa va a ser.

Ha de saber que se estima un rápido cambio de gusto en calentar artículos lácteos, incluyendo la nata. O sea con perfección habitual y hay que tener en consideración en el momento en que se usa este procedimiento para espesar la crema de una receta.

La rápida variación de su gusto no quiere decir que haya quemado la crema. Crème brûlée (que no debe malinterpretarse con crème brûlée) tiene un gusto amargo propio, con lo que si abrasar la crema mientras que la reduzca, la conoceréis.

Añadir la gelatina a la nata

Añadir gelatina a la crema pertence a las formas mucho más fáciles de engrosar-sin perjudicar su gusto. Todo cuanto precisa es la cantidad correcta de gelatina y ciertas normas veloces a continuar.

Lo más esencial aquí es saber cuánta gelatina precisará para conseguir la rigidez deseada. Una vez descubierto esto, es una labor bastante simple que se puede hallar en cuestión de minutos.

Aquí tiene normas punto por punto sobre de qué forma añadir gelatina a la crema para hacerla mucho más densa:

  • Cuando haya preciso la cantidad adecuada de gelatina que se requiere para espesar la crema, prosiga las normas adjuntas para hacerla para su incorporación.
  • Tome un tazón pequeño de agua fría y diseminar la gelatina en polvo uniformemente sobre el agua (O con ciertos géneros de gelatina, poner en remojo si vienen en hojas de gelatina).
  • Dejar descansar 5 minutos de forma que absorba agua y espese. Este desarrollo se llama floración .
  • iniciar verter de manera lenta la mezcla de gelatina a la nata , Precaución de no verter su masa al tiempo, puesto que puede ser en una textura que no quiere.
  • Recuerde prosiga montando la nata todo el tiempo para cerciorarse de que la gelatina esté bien incorporada a fin de que espese apropiadamente y uniformemente.

Ten precaución, si la gelatina y la nata no se integran totalmente, puede ocasionar una mala textura y solo en ciertas zonas de espesor.

Esto puede mudar totalmente la crema de lo que deseas que sea y inutilizarla para la receta.

Añada harina o maicena a la nata

Añadir la harina o la maicena en la crema es quizás la manera mucho más simple de espesar la. La resolución mucho más bien difícil es si se usa harina o maicena como agente espesante.

Pensamos bien, la harina y la maicena tienen exactamente el mismo efecto sobre la quema, con lo que no deberá preocuparse de seleccionar la adecuada. acertado . Puede seleccionar qué hay libre y con el que se sienta mucho más cómodo trabajar.

Aquí tiene normas punto por punto sobre de qué forma añadir harina (o maicena) en la crema para hacerla mucho más densa:

  • Empieze realizando una suspensión de harina (o maicena) mezclando partes iguales de harina (o maicena) y agua fría .
  • Asegúrese de combinar bien para eludir que se formen grumos, puesto que esto puede perjudicar a la textura de la crema en el momento en que se mezcla.
  • En el momento en que la mezcla de harina (o maicena) esté próximo, añadir de a poco a la nata , Sobre 1 cucharada chica al tiempo, combinar bien para conseguir una textura despacio y traje en toda la crema.
  • Siga agregando gradualmente los coulis de nata hasta llegar al espesor esperado.
  • Una vez esté listo, posiblemente quiera realizar una pequeña prueba de gusto para revisar si la crema sabe a harina cruda, que puede estar que se encuentra en cualquier cosa que agregue.
  • Si hay, puede liberarse a fuego retardado a lo largo de 2-3 minutos Y antes que no lo sepa, va a tener la crema pesada idónea para utilizar en la receta.

cuestiones similares

En este momento que hemos analizado ciertas de nuestras formas preferidas para espesar la crema, volvimos a ver ciertas cuestiones que quizás tuvo al leer este producto.

De qué forma seleccionar el más destacable procedimiento para espesar la crema?

Como se ha citado previamente, hay tres métodos distintas para añadir espesor a su quema.
Puede escogerlo reduciéndolo calentándolo, agregando entre los agentes espesantes mucho más comunes: la gelatina o usando otros agentes espesantes estándar como la harina o la maicena.
El calentamiento de la crema implica el peligro de quemarla y, aun si conseguís espesarla, se garantizará un rápido cambio de gusto.
La utilización de gelatina puede ser un inconveniente, especialmente si jamás habéis trabajado jamás antes, y elegir la cantidad correcta de harina (o maicena) puede ser una suerte hasta el momento en que no lo lleve a cabo bien.
Los tres métodos tienen sus pros y sus contras y no hay una contestación determinante al mejor procedimiento para espesar la crema. . Se precisa algo de prueba y fallo, adjuntado con sus opciones personal, para saber qué les marcha mejor.

Se puede congelar la crema?

La crema pesada se puede estropear si no se emplea bastante tiempo. Por esta razón, debe conseguir formas de guardar de forma segura para un empleo posterior.
De la misma con la leche, puede sostener la crema pesada en el congelador en el transcurso de un tiempo 1-2 meses . No obstante, puede ocasionar rápidos cambios de gusto y textura una vez descongelados.
En el momento en que congelar pequeñas proporciones, puede ocupar una bandeja de cubitos con la nata y poner en el congelador. Una vez congelado, traslade la bandeja en una bolsa para congelar y eliminar uno o mucho más dados en el momento en que los deba usar.
Para guardar enormes proporciones, basta congelar la nata de la caja en la página Ahora está. Para dejar espacio para la expansión, asegúrese de que haya 1 pulgada de espacio vacío en el contenedor .
Asegúrese de etiquetar cada bolsa y caja con la fecha de almacenaje para no usarla alén del tiempo sugerido.

Como descongelar la crema?

la crema para descongelar es tan simple como congelarla. sencillamente trasfiera la nata congelada del congelador a el frigorífico y dejar toda la noche de forma que se descongele de forma lenta.
Una vez descongelada completamente, es posible que sienta que la crema tiene una rigidez mucho más seca y que hay alguna separación. Es habitual.
Sencillamente combinar bien la nata descongelada para conjuntar todos y cada uno de los elementos y ahora se puede regresar a emplear.

Puedo congelar la crema descongelada?

No, no se debe de evaluar mucho más de congelar la crema que ha descongelado una vez. La crema congelada-descongelada tiene efectos leves sobre su textura y gusto. Si procura congelarlo nuevamente, perderá su textura, gusto y rigidez para toda la vida .
Por consiguiente, para eludir que esto ocurra, congelar la crema en pequeñas proporciones para lograr sacar solo una ración y descongelar solo la cantidad que necesite.

También te puede gustar

Subir

En esta web usamos cookies para el correcto funcionamiento de algunas herramientas que usamos con el fin de mejorar. Leer la política de privacidad