Muslos de pollo al horno con queso

muslos de pollo de queso

pollastre_cuixes_de_fotografia

elementos
  • 6 baquetas de pollo
  • 300 gramos de cebolla (1 grande o 2 pequeñas)
  • 2 dientes de ajo
  • 1 vaso de vino tinto
  • 1/2 cucharada de harina
  • 1 vaso de nata líquida
  • 100 gramos de queso rallado
  • 1/2 vaso de ladrillo de tomate frito
  • aceite
  • sal

tiempo contrariedad media
tiempo 3 personas
tiempo 60 minutos

La receta de el día de hoy hace un tiempo que está en suspenso (meses atrás), conque no les voy a hacer aguardar mucho más. La receta original está extraída de un libro de cocina, si bien no recuerdo precisamente de qué se habla, seguramente un libro de cocina viejo de los que prácticamente todos tendemos a olvidar y lleno de polvo en el fondo de un armario.

Indudablemente, estas muslos de pollo de queso son una forma especial de huír de la rutina, cuando menos para esos que te desean como yo, que en el momento en que pienso en el pollo y el horno, se me sucede en el instante la iniciativa de elaborar -el con una suerte de yerba aromatizada. .


preparación
  1. El primero es elaborar las verduras a fin de que las tenga a mano en el momento en que las necesite. Retire la piel de la cebolla, lavar para remover la piel sobrante o la mugre si las hay, y cortarla en trozos pequeños. Mondar y recortar los ajos en trozos. Reserve en este momento separadamente.
  2. En este momento vamos a hacer dorar el pollo (así tenemos la posibilidad de ofrecerle un mejor toque final al pollo), agregaremos una sartén al fuego con un óptimo chorro de aceite. En el momento en que el aceite esté ardiente, integrar los muslos y freír por los dos lados hasta el momento en que la piel quede dorada (unos 3 minutos por cada lado). Ahora, retire los muslos y reservar en un plato.
  3. En exactamente la misma sartén, calentar la cebolla. Antes de eliminar el exceso de aceite de la sartén y calentar a fuego medio, añada la cebolla con la sal y freír hasta el momento en que esté tierna (unos 10 o 15 minutos).
  4. Eliminar ocasionalmente. Una vez hecho y inmediatamente antes de pasar al siguiente paso, es hora de terminar los ajos y eliminar.
  5. Una vez la cebolla haya terminado de furtivitzar, añadir la harina. Eliminar y cocer 2 o 3 minutos, sin dejar de eliminar …
  6. Después aumentamos la temperatura del fuego. Agregue el vaso de vino tinto en la olla, combinar bien. Añada el vaso de nata y vuelva a eliminar. Hervir a lo largo de 5 minutos. Ponemos el horno a calentar a 200 grados.
  7. Para acabar de elaborar los elementos, solo hay que batir la salsa con una batidora.
  8. En un plato de horno, ponemos una base de tomate. Encima, poner las baquetas de pollo. Contemplar con la salsa de cebolla, el vino y la nata. Hornear a lo largo de 15/20 minutos.
  9. Por último, sacar la bandeja del horno (con mucha elegancia, se quema), contemplar con el queso rallado y dorar a lo largo de 5 minutos (Con la función de gratinar del horno).

En lo que se refiere a la proporción de elementos, se calculan que sirven 2 o 3 personas, es dependiente de la cantidad que cada cliente ingiera, asimismo hay que tener en consideración, si el plato va a ir acompañado de un entrante. Puede amoldar las proporciones al número de platos que necesite.

Si la cebolla, en vez de dorarse, empieza a quemarse, puede ser por múltiples fundamentos que la sartén no tenga bastante aceite, que la temperatura sea bastante alta o por otros fundamentos. En todo caso, si ve que la cebolla comienza a abrasar, baje la temperatura y eliminar mucho más de forma regular.