Pastel italiano de limón y ricotta

Siempre y en todo momento intento localizar novedosas recetas que sean útiles para un diversión simple, si bien solo signifique entretenerme.

Es bueno tener un armamento de recetas frescas, simples y que le dejen pasar tiempo con convidados o familiares en vez de quedarse atrapados en la cocina.

Tengo una extensa variedad de recetas de chocolate, pero ocasionalmente deseo algo rápido y refrescante.

A lo largo de mi investigación de recetas, me hallé con este exquisito pastel de ricotta de limón italiano y decidí realizar mi estilo de pastel de queso. es receta fácil es idóneo para los calurosos días de verano (o, claramente, en cualquier temporada del año), de este modo para cualquier celebración.

Este pastel no fluye ni chocolate ni caramelo. No hay chispas. pero el los sabores son puros y exquisito.

Una rodaja de este pastel de queso ricotta de limón es fabulosa por sí misma, pero me agrada rociarla con algo de azúcar en polvo y, en el momento en que tengo ganas de comer algo refrescante, el barrido con algo de azúcar .

Este pastel se puede llevar a cabo de manera fácil antes de tiempo (ahora mi en lo personal me agrada tras guardarlo en el frigorífico). Todo cuanto precisa realizar es vestiros velozmente inmediatamente antes de ser útil.

Sea como sea, esto pastel de queso esponjoso con ricotta y un limón rápida Hace el más destacable pastel italiano.

Comenzamos!

¿Qué es el pastel ricotta de limón italiano?

Lemon Ricotta Pie es afín al pastel de limón clásico, pero no es bastante dulce y tiene una textura algo mucho más espesa. Este pastel es un postre clásico italiano o aun se sirve con una fruta para el desayuno como obsequio particular.

¿De qué forma se consigue un fuerte gusto a limón?

Para conseguir el máximo gusto de limón en su pastel, asegúrese de rayar el limón de manera directa en el cuenco . De esta manera, cada gota de aceite de limón terminará en su pastel y no en la área de la cocina.

Qué limones emplear

Hay algo mágico en los limones: el color refulgente, el perfume cautivador y el gusto refrescante siempre y en todo momento me han similar decadentes y atractivos.

Los limones son interminablemente polivalentes en la cocina y se tienen la posibilidad de usar tanto para platos dulces como salobres. Se imaginan un pez sin limón o un pastel de queso sin limón? Esta fruta de color amarillo refulgente me ha tomado el corazón y lo empleo prácticamente todos los días en la cocina.

Comentando de variedades de limón, hay tres tipos recurrentes: Meyer, Lisboa y Voilá. Puede escoger el que mucho más le agrade en función de sus ligeras diferencias en las notas de gusto:

limones Meyer

Los limones Meyer son un cruce entre mandarinas y limones. Son pequeñas, un tanto dulces y súper destacables.

Si bien no lo son bastante dulce , tener una cata bastante menos ácido que un limón habitual. Otro hecho fabuloso sobre los limones Meyer es que no tienen semillas, con lo que puede descuidarse de obtener las irritantes semillas del jugo.

limones Voilá

En el momento en que vaya a la tienda a obtener limones, existen muchas posibilidades de conseguir limones Voilá, asimismo conocidas como Lima.

Estas limones lo son de color mucho más grande, amargo y mucho más refulgente que los limones Meyer. La ralladura y el jugo de los limones Voilá tienen la posibilidad de dar la vida a pollo y marisco, bayas y, como es natural, tarta de queso.

Limones de Lisboa

El limón de Lisboa es un limón de gusto algo amargo . No obstante, como sucede con las otras variedades, se puede usar tanto para platos dulces como salobres. El limón de Lisboa es afín al limón Voilá por su gusto y acidez.

Si quiere escoger el limón de Lisboa, sabe que tiene una piel mucho más fina que el Voilá y que es un tanto mucho más despacio.

En contraste al Voilá, los limones de Lisboa no tienen semillas. Los limones de Lisboa asimismo son fabulosas por el hecho de que sí mucho más jugo que el limón Voilá.

Realice un pastel de ricotta húmedo

La clave para llevar a cabo el pastel de ricotta masticable en sitio espeso es batir la ricotta con la mantequilla y el azúcar. Si terminas de batir la ricotta, obtendrás un pastel espeso. Asegúrese asimismo de empezar con su mantequilla y ricotta a temperatura ámbito .

Evidentemente, esto no habría de ser un inconveniente y, indudablemente, no afectará el gusto, pero siempre y en todo momento es preferible un pastel mucho más despacio.

Para conseguir la textura deseada, comunmente bateo la ricotta a lo largo de unos minutos. Para esto, sugiero emplear un mezclador de acompañamiento. No es necesario que les ponga, pero si no se tiene, asimismo lo va a hacer un fácil mezclador manual.

Se conoce que el pastel de ricotta es espeso como un bizcocho, si bien esta simple labor de dedicaros el tiempo a batir el aire va a hacer la diferencia en el resultado de su pastel.

La clave aquí es la paciencia.

De qué forma realizar un pastel de ricotta de limón italiano

paso 1

Precalentar el horno a 350 F.

En un bol, batir la mantequilla y el azúcar hasta el momento en que quede esponjoso.

2º paso

Añadir la ricotta y batir unos minutos hasta el momento en que quede homogénea.

Añada huevos de uno en uno, batiendo tras cada adición.

paso 3

Añadir el jugo de limón, la ralladura de limón y la vainilla.

Agregamos el polvo de hornear y la harina.

paso 4

Eliminar hasta conseguir una pasta homogénea.

Verter la masa en una sartén extraíble de 9 pulgadas forrada con papel sulfurizado.

Cocer el pastel a lo largo de 45 minutos.

paso 5

Enfriar el pastel sobre una reja antes de desmoldar. Diseminar el pastel con azúcar lustre, sírvalo y disfrútelo.

elementos

  • 1 taza de mantequilla a temperatura ámbito

  • 1 ½ taza de azúcar

  • 15 onzas de queso ricotta de leche entera

  • 3 huevos, temperatura ámbito

  • 1 limón, rallada y exprimida

  • 1 cucharada chica de extracto de vainilla

  • ½ cucharada chica de polvo de hornear

  • 1 ½ taza de harina universal

  • Azúcar en polvo, para diseminar

normas

    1. Precalentar el horno a 350 F.
    2. En un bol, batir la mantequilla y el azúcar hasta el momento en que quede esponjoso.
    3. Añadir la ricotta y batir unos minutos hasta el momento en que quede homogénea.
    4. Añada huevos de uno en uno, batiendo tras cada adición.
    5. Añadir el jugo de limón, la ralladura de limón y la vainilla.
    6. Agregamos el polvo de hornear y la harina. Eliminar hasta conseguir una pasta homogénea.
    7. Verter la masa en una sartén extraíble de 9 pulgadas forrada con papel sulfurizado.
    8. Cocer el pastel a lo largo de 45 minutos.
    9. Enfriar el pastel sobre una reja antes de desmoldar. Diseminar el pastel con azúcar lustre, sírvalo y disfrútelo.

Información sobre nutrición:

desempeño: 9

porción: 1

Cantidad por ración:

calorías: 545Grasa total: 28 gGrasa sobresaturada: 17 gGrasas trans: 1 gGrasas insaturadas: 9 gcolesterol: 140 mgsodio: 254 mgHidratos de carbono: 64 gfibra: 1 gazúcar: 47 gproteína: 10 g

También te puede gustar

Go up

En esta web usamos cookies para el correcto funcionamiento de algunas herramientas que usamos con el fin de mejorar. Leer la política de privacidad