¿Puedes congelar la sopa de maíz?

Una comida agradable con exquisita sopa de maíz es probablemente de las mejores opciones alimenticias. pero en ocasiones terminas quedando restos de este plato contundente. ¿Qué puedes llevar a cabo con ellos?

Se puede congelar sopa de maíz? Sí, puede congelar la sopa de maíz. Se preservará a lo largo de mucho más de 3 meses en el congelador. No obstante, los artículos lácteos y las patatas tienen la posibilidad de mudar la textura de la sopa tras la congelación. Puede cambiar las recetas, emplear puré de patatas o remover las patatas en cubos antes de congelarlas para reducir los efectos.

En el presente artículo, va a aprender todo sobre la congelación de sopa de maíz, incluidos las virtudes y los problemas de llevarlo a cabo.

¿Qué es la sopa de maíz?

Como su nombre señala, la sopa de maíz es sopa de sopa, que quiere decir que está llevada a cabo con leche, nata o las dos cosas.

El ingrediente primordial de la sopa pero es él pero . Puede emplear maíz fresco, tal como granos de maíz preservados o congelados.

Patatas y cebolla asimismo son fundamentales en la mayor parte de las sopas de maíz habituales. Asimismo puede añadir tocino, aves de corral o mariscos la sopa de maíz para llenarlo mucho más y añadir mucho más gusto y textura.

Se puede congelar la sopa de maíz?

La mayor parte de sopas son especiales para congelar. Vuelves a casa tras un día de trabajo y precisas comer cómodo y abundante. En estas situaciones, tener lista la salsa de maíz en el frigorífico es una línea de salvación.

usted él puede congelar la sopa de maíz. Puede llevar a cabo un lote grande y guardar los restos de sopa ardiente en un espacio frío o congelado para gozar después.

La congelación de sopa de maíz es simple y no afectará el gusto de la sopa de maíz. No obstante, espere presenciar ciertos cambios de rigidez de sopa de maíz, especialmente si la hizo con leche, nata o mitad y mitad.

En el momento en que los artículos lácteos se congelan, se vuelven granulosos. Por consiguiente, una vez Recaliente la sopa de maíz congelado, puede ver que no es tan despacio como antes que se congelara.

Chowder de maíz sin lácteos a partir de elementos de origen vegetal se congelará mejor .

Desde la perspectiva de la seguridad, no hay peligros para la salud en congelar la sopa de maíz siempre y cuando se sostenga a la temperatura correcta y se descongele apropiadamente.

Si quiere realizar un lote de sopa de maíz los últimos días de la semana y no deseas que quede granulado en el momento en que se recalienta, puede cocinar hasta el punto que hay que añadir artículos lácteos.

Por este sendero, puede añadir leche o nata en el momento en que Recaliente sopa para cenar. En estas situaciones, asimismo es bueno añadir las patatas cortadas en dados solo en el final de la cocción sopa congelada para una comida entre semana.

De qué forma congelar la sopa de maíz

Congelar los restos de sopa de maíz es una forma increíble de almacenar nada de este plato contundente y guardarlo para otra vez. De esta manera debería hacerse :

  • Dejar enfriar la sopa.
  • Dividíos lo en porciones poniendo la sopa en envases mucho más pequeños o bolsas de plástico. Asegúrese de añadir una cantidad igualmente líquido y maíz en todos y cada porción.
  • Si emplea un envase, deje una pulgada de espacio entre la tapa y la sopa de maíz.
  • Contenedores de datas.

¿Cuánto dura la sopa de maíz congelado?

La sopa de maíz guardada adecuadamente va a durar 2-3 meses el congelador. Se puede almacenar seguramente en el congelador a lo largo de mucho más tiempo. No obstante, lo antes posible lo comas, mejor va a tener un gusto.

En todo caso, antes de consumir sopa de maíz congelado, inspeccione pausadamente y lleve a cabo una "prueba de ensumament" para cerciorarse de que sea seguro para comer.

Como descongelar la sopa de maíz congelado

La mejor forma de descongelar la sopa de maíz congelado es descongelarla primero en el frigorífico. Lo idóneo sería transladar la sopa de maíz del congelador a el frigorífico la noche previo y dejarla descongelar a lo largo de la noche.

3 fallos a eludir en congelar la sopa de maíz

Existen algunos fallos recurrentes que la multitud comete en el momento en que congela la sopa. Los pésimos desenlaces de estos fallos son los que hacen que varios crean que no tiene que ver con sopa para congelar.

1 . Ocupar en demasía el envase o la bolsa del congelador

Tratándose de congelar sopa de maíz o cualquier otra sopa, es esencial tomar en consideración que se expandirán en el momento en que se guardan en la cámara frigorífica.

Por ende, en el momento en que congelar sopa de maíz, no debe completar el plato de sopa hasta el borde. deje espacio agrandar.

Pero el llenado elevado no es el único inconveniente. En ocasiones no está el envase conveniente para congelar la sopa.

Puede escoger un contenedor considerablemente mayor de lo que precisa y acabar con bastante espacio. Esto deja bastante espacio para el aire en el contenedor, lo que incrementa las opciones de abrasar el congelador.

En estas situaciones, en el momento en que solo le queden unas medidas de cuchara de sopa, verterla en una bolsa para congelador. Introduzca el máximo de aire viable y congelar exitosamente la pequeña porción de sopa de maíz.

2. No enfriar apropiadamente la sopa antes de congelarla.

Como hemos citado previamente, antes de guardar sopa de maíz en el congelador, hay que enfriarla.

Posiblemente tenga prisa y considera que la sopa se ha enfriado lo bastante y la ponga instantaneamente en el frigorífico. Pero esto podría ser fundamento de preocupación. El desarrollo bacteriano no solo afectará su sopa, sino más bien asimismo a nosotros si la comed.

Si no posee tiempo para enfriarse les bien la sopa y guardarla en el frigorífico, hay una forma de llevarlo a cabo apresurar el desarrollo de enfriamiento de forma segura:

Para esto, divide la sopa en pequeñas porciones . Puede emplear los contenedores o bolsas de plástico donde almacenar la sopa. Sumergir los cuencos (bolsas) con la sopa al agua muy fría.

Guarde la sopa de maíz en el congelador solo en el momento en que se haya enfriado absolutamente.

Ya que la sopa de maíz puede demorar horas en enfriarse absolutamente, emplear este procedimiento de preparación de la sopa para el almacenaje en frío es buena forma de cerciorarse de que se puede comer de manera segura después.

3 . Chowder de maíz congelado con dados de patata

Si prepara sopa de maíz para congelar, no agregue patatas cortadas en dados y espere que la sopa se descongele y se ardiente.

En el momento en que se congelan y se descongelan, los trozos de patata experimentan cambios de textura, dejándolos suaves y antiestéticos. Son féculas y absorben el líquido de la sopa. Esto hace difícil la congelación de sopas con muchas patatas.

Si hay dados de patata a la sopa de maíz, puede remover antes de congelar.

O sí sabe que congela la sopa de maíz, en vez de poner trozos habituales de patata a la sopa, utilícela puré de patatas . El puré de patatas se congela bastante superior que los dados.

Puede añadir puré de patatas a la sopa de maíz conforme la prepare o ponerla a cada tazón de sopa en el momento en que ayuda sopa de maíz calentada.

Consejos para congelar la sopa de maíz

aquí hay consejos para lograr que su experiencia de congelación de sopa de maíz en después simple y despacio.

Consejo núm. # 1: utilice leche vegetal

En comparación con la leche de vaca, la leche de planta experimenta menos cambios de textura en el momento en que se congela. Por consiguiente, si le agrada la sopa de pescado llevada a cabo con leche no láctea, como la de almendra o de coco, hay mucho más causas para llevarlo a cabo.

Consejo núm. # 2: decantarse por la leche desnatada

Si no quiere reemplazar la leche frecuente para elecciones fundamentadas en plantas, la próxima buena opción es utilizar leche baja en grasas para cocinar la carne de maíz.

como menos grasas en la leche, menos cambios padece congelación y descongelación. La leche se regresa granulada en el momento en que se descongela a fin de que la grasa se divide del suero.

Por ende, la utilización de leche desnatada para llevar a cabo sopa de trigo maíz es buena forma de eludir cambios desapacibles en la rigidez de la sopa tras descongelarse.

Asimismo puede usar leche evaporada para realizar sopa de maíz si quiere reducir los cambios de textura.

Consejo núm. 3: añadir tocino

Posiblemente ahora tenga tocino en la sopa de maíz. No obstante, añadirla a la sopa mantecosa crea el mejor contraste de texturas.

Una vez calentada la sopa, espolvorear con trozos de tocino frito crocante. Esto va a mejorar el gusto de la sopa y va a dar la impresión de una sopa recién llevada a cabo.

Como los elementos de la sopa se vuelven mucho más suaves tras la congelación, el plato de maíz seguramente se favorecerá de la textura de los trozos de tocino crocantes.

Consejo # 4: ahorra espacio

Si es de esas personas que les agrada congelarlo todo, probablemente les quedaréis sin espacio de almacenaje en el congelador. O sea lo que puede realizar para sostener un montón de sopa de maíz en el congelador sin ocupar bastante espacio.

Verter la sopa bolsas de plástico sellables. Ponga en el congelador hasta el momento en que queden sólidos. Una vez congeladas unas bolsas de sopa de maíz, apile fotografía para ahorrar espacio.

Consejo núm. 5: agregue nata para volver a poner la textura

Como hemos citado previamente, la sopa de maíz lácteo tiende a quedar granulada en el momento en que se descongela. Para volver a poner la textura de la sopa, hasta un punto, puede agitar algo de crema de leche en la sopa a fuego retardado fuego bajo para ser útil la cena.

También te puede gustar

Go up

En esta web usamos cookies para el correcto funcionamiento de algunas herramientas que usamos con el fin de mejorar. Leer la política de privacidad