Receta de gambas al ajillo sin vino

Las gambas de mantequilla de ajo son un obsequio para toda la familia. Puede ser útil gambas de ajo como piscolabis o combinarlas con pasta para una comida completa. Sea como sea, son exquisitos y mejores que una alternativa de lugar de comidas.

Las gambas al ajillo son muy simples de elaborar y en 10 minutos va a tener una comida satisfactorio. Las gambas son muy simples de cocinar y solo necesitan 2 minutos por lado.

La hermosura de esta receta es que no requiere ningún ingrediente muy elegante. Con él, no deberá proceder a buscar caza del tesoro en la despensa o en el frigorífico.

El vino se frecuenta añadir como líquido de cocción y para ofrecerle un gusto, pero esta receta no necesita vino.

Creé un camarón fácil sin vino que reventase de gusto.

¿Qué son los langostinos de ajo?

Shrimp al ajillo es un plato italoamericano cocinado en una salsa de ajo con mantequilla y un toque de líquido salobre. En esta receta que empleamos caldo de pollo.

Merced a los inmigrantes italianos, este plato se popularizó en todos y cada uno de los estados y, desde ese instante, se extendió por todo el planeta.

Las tradicionales camarones italianas se brincan con aceite de oliva, ajos y vino blanco, al tiempo que la versión de america emplea mantequilla. Esta es la única diferencia entre estas 2 ediciones.

Debo utilizar camarones frescas o congeladas?

Las gambas son crustáceos pequeños, afines al bogavante, con cascarillas de color rosa pálido. Los puede hallar frescos o congelados, limpios o con la cáscara.

Les sugiero que vaya a obtener langostinos frescos en el palco, puesto que están llenos de gusto.

Puede localizar ciertos ahora limpios, pero adecentar las cascarillas de gambas tiene su magia. Si las limpie la tranquilidad de su hogar, asegúrese de desarrollar cada camarón.

Una vez cocidas las gambas, es hora de meditar de qué manera substituir el vino blanco.

¿Cuáles son los más destacados sustitutos del vino blanco?

Como se ha citado previamente, el vino blanco se usa como líquido de cocina y para añadir algo de gusto. Hay enormes sustituciones para el vino blanco en la gamba de ajo.

El primer sustituto, que he utilizado en esta receta, es el caldo de pollo.

El caldo de pollo tiene un gusto suavísima y va bien con las gambas. Con suerte, esto calma las intranquilidades que logre tener sobre el caldo que domina las gambas.

Si está fatigado o sencillamente quiere evaluar algo nuevo, puede escoger jugo de uva sin azúcar.

Si la despensa está un tanto vacío, aun agua corriente esto le va a bastar.

Si quiere algo mucho más de inspiración antes de elaborar sus langostinos de ajo, quizás le resulta interesante nuestro producto: El más destacable condimento para gambas.

Como se hacen las gambas de ajo?

Como sucede con cualquier receta, va a deber agrupar los elementos. Asegúrese de usar camarones frescas, puesto que los camarones congeladas no son la opción mejor.

Si en algún momento ha comprado camarones frescas o congeladas, de forma fácil apreciará la diferencia en medio de estos 2: Los camarones frescas tienen un óptimo aroma y un óptimo color, al tiempo que los congelados semejan muy pálidos y prácticamente inodoros.

La segunda parte esencial de esta receta es el ajo. En este momento no hablo del género de ajos, los enormes frescos o antes picados, sino más bien del procedimiento de preparación.

El ajo tiende a quemarse de manera fácil, conque observa-lo. El tiempo de cocción ideal es de entre 30 segundos y un minuto, es el instante de añadir las gambas o sacarlas del fuego.

Si les preguntáis por qué razón el ajo no se quema con las gambas, la contestación es simple: por el líquido que procede de los camarones y por la adición del caldo de pollo.

El caldo de pollo es nuestro próximo héroe. no utilice caldo de pescado a fin de que no conseguirá exactamente los mismos desenlaces o caldo de carne pues sencillamente no se combina con mariscos. Tenga caldo de pollo o verduras.

Como toque final, puede diseminar las gambas con perejil picado o aun algo de copos de pimiento colorado para conseguir una versión picante.

De qué forma llevar a cabo gambas de ajo sin vino

paso 1

Reúne tus elementos.

Deshacer la mantequilla en una sartén a fuego medio-prominente.

Agregue los ajos picados y cocer 1 minuto.

2º paso

Agregue las gambas y cocer 1 minuto.

Añadir el caldo y el jugo de limón y dejar cocer a fuego retardado hasta el momento en que el caldo se reduzca a la mitad.

Asegúrese de no cocinar bastante los camarones, en tanto que van a quedar gumoses.

paso 3

Ser útil las gambas con perejil picado.

elementos

  • 1 libra. camarones pelados y desvenado

  • 2 medidas de cuchara de mantequilla

  • 2 dientes de ajo picados

  • ¼ taza de caldo de pollo

  • 2 medidas de cuchara de jugo de limón

  • Sal y pimienta al gusto

  • Perejil picado, para ornamentar

  • Pasta cocida, para ser útil, opcional

normas

  1. Deshacer la mantequilla en una sartén a fuego medio-prominente.
  2. Agregue los ajos picados y cocer 1 minuto.
  3. Agregue las gambas y cocer 1 minuto.
  4. Añadir el caldo y el jugo de limón y dejar cocer a fuego retardado hasta el momento en que el caldo se reduzca a la mitad.
  5. Asegúrese de no cocinar bastante los camarones, puesto que van a quedar gumoses.
  6. Ser útil las gambas con perejil picado.

Información sobre nutrición:

desempeño: 4

porción: 1/4

Cantidad por ración:

calorías: 244Grasa total: 8 gGrasa sobresaturada: 4gGrasas trans: 0 gGrasas insaturadas: 3gcolesterol: 255 mgsodio: 1218 mgHidratos de carbono: 13 gfibra: 1 gazúcar: 1 gproteína: 28 g

También te puede gustar

Subir

En esta web usamos cookies para el correcto funcionamiento de algunas herramientas que usamos con el fin de mejorar. Leer la política de privacidad