[Guia] ¿Cómo cocinar los huesos de cuello ahumados?

A quién no le agrada el cerdo ahumado! Los huesos de cuello ahumados son un corte de carne en especial sabroso que asimismo añade un sinnúmero de textura.

Lo que provoca que este trozo de carne sea tan polivalente es que hay múltiples formas de cocinarlo que van a dar desenlaces distintas.

Entonces, hasta qué punto se cuecen los huesos ahumados del cuello? El más destacable procedimiento de cocción de huesos de cuello ahumados es cocinarlos de forma lenta en líquido de cocción, así sea agua salobre o caldo. Puede cocer los huesos del cuello al horno, cocerlos a fuego retardado o cocinarlos en la cazuela a presión.

En el producto de el día de hoy vamos a hablar de qué son precisamente los huesos del cuello, de de qué forma se fabrican y de las formas más óptimas de prepararlos y cocinarlos.

Asimismo les vamos a dar normas punto por punto sobre la mejor forma de utilizar estos distintas métodos, con independencia de la receta o de las des. Listo para ofrecer el paso?

¿Cuáles son los huesos del cuello?

Los huesos del cuello, o asimismo populares como huesos de cuello de cerdo, son un género de corte de cerdo que está en la parte de arriba de la columna vertebral de un cerdo y que baja hasta los hombros (esto es, en el cuello).

El hueso del cuello se quita de los hombros ahora menudo se distribuye en trozos mucho más pequeños. Como otros muchos cortes de cerdo, el hueso del cuello con frecuencia se fuma para añadir sabores profundos y ahumados.

El término "hueso del cuello" se aplica rigurosamente al cerdo y no se emplea para otros géneros de carne. Los recortes como esta que surgen de la ternera se los conoce como de manera frecuente cuello de ternera, y los cortes de cordero llaman cuello de cordero o chuletas de cuello.

Como se fuman los huesos del cuello?

Los huesos del cuello se tienen la posibilidad de fumar del mismo modo que algún otro pedazo de carne. Puede emplear cualquier género de fumador dependiendo del tamaño de la taza o del lote.

Asimismo hay una extensa variedad de maderas fumadoras que puede emplear para fumar los huesos del cuello de cerdo. Uno de nuestros preferidos son los chips de humo de manzana o arce.

Los dos aportan un gusto especial y levemente dulce que complementa el gusto natural salobre de los huesos de cerdo.

El procedimiento exacto para fumar los huesos del cuello de cerdo va a depender del envase para fumar que utilice, pero de entrada todos marchan igual.

La carne se pone en un envase sobre la leña, en trozos o virutas.

La madera se prende creando humo e inclusive en ocasiones actúa como fuente de calor para contribuir a cocinar la carne. Distintas bosques actúan de forma diferente y ciertos fumarán intensamente, al tiempo que otros solo darán un humo rápido y especial.

Los huesos ahumados del cuello ahora están cocidos?

Los huesos del cuello ahumados técnicamente ahora se cuecen en el momento en que pasan el desarrollo de fumar.

Comunmente se tienen la posibilidad de comer como son frescas, pero, cuanto mucho más vieja es la carne, se hace mucho más dura y, al fin y al cabo, tiene una textura poquísimo apetecible.

De qué manera cocinar los huesos del cuello ahumados?

Lamentablemente, los huesos de cuello ahumados no son un corte de carne increíblemente polivalente tratándose de distintas métodos de cocción.

Una aceptable norma establecida en el momento de escoger un procedimiento de cocción es cerciorarse de que esté siempre y en todo momento húmeda. Con esto deseamos decir que siempre y en todo momento debe poder integrar un líquido en el desarrollo de cocción.

El cerdo, por norma general, se puede cocer bastante y transformarse en increíblemente duro y seco. Con los huesos del cuello de cerdo, quiere evitarlo completamente.

Puede emplear cualquier género de líquido en su procedimiento de cocción, pero en general escogemos los líquidos aromatizados. Puede emplear un género de caldo de cerdo, verduras o aun ternera, puede usar una mezcla de líquidos como el vino tinto o sencillamente usar agua salobre.

Como elaborar los huesos del cuello ahumados para cocinar?

Existen varios procedimientos que se deben llevar a cabo antes de cocinar los huesos del cuello de cerdo, con independencia del procedimiento que escoja. Estos pasos asegurarán un plato final que tenga un gusto fantástico y bien equilibrado.

  1. Primeramente, hay que lavar los huesos del cuello de cerdo. Se habla sencillamente de remover las impurezas.
  2. Ahora, puede ponerle condimientos los cuellos de cerdo ahumados con algo de sal, pimienta y otras condimentas o yerbas secas. Tenga precaución de no salar bastante la carne. Como el cerdo es naturalmente salobre y estos huesos han fumado antes, es simple exagerarlo. Aconsejamos ponerle condimientos en el final de la cocción y sencillamente cambiar el gusto final.
  3. Ahora, dorar las piezas del cuello de cerdo a fuego medio-prominente en una sartén para hacer un color mucho más interesante y atrayente y un interesante gusto caramelizado que se acentuará a lo largo del largo tiempo de cocción.
  4. Una vez la carne esté dorada, puede ignorar y proseguir con el resto de la receta. Comunmente, las recetas comienzan por saltar las verduras, añadir los huesos dorados del cuello de cerdo y después el caldo líquido.
  5. El último paso de este desarrollo es el procedimiento de cocción. Existen muchos métodos distintas que puede efectuar y todos necesitan tiempos de cocción. Prosiga leyendo para conseguir mucho más información sobre los distintos métodos libres.

Cocinar huesos de cuello ahumados al horno

La cocción de huesos de cuello ahumados al horno es probablemente la manera mucho más habitual y frecuente de cocinarlos y usarlos en distintas recetas.

El beneficio mucho más grande de este procedimiento es la sencillez con que puede llevarlo a cabo. No deberá ofrecer pasos desmesurados, solo puede ponerlo en el horno a lo largo de unas horas y olvidaros-en y usar un aparato simple de adecentar.

  1. Empieze calentando el horno a 350 ° F. Cubrir un papel de horno o una plancha para hornear con papel sulfurizado o papel de aluminio.
  2. Prepare los huesos del cuello de cerdo lavándolos, condimentando exactamente los mismos y dorándolos. Ignorar hasta el momento en que esté listo para emplearlos.
  3. Para cocer los huesos del cuello de cerdo al horno, primero debe elaborar la base sobre una cocina. Dorar las verduras, añadir las especies o los sabores y, por último, añadir los huesos dorados. Asegúrese de que queden bien incorporados en la base (verduras y condimentas).
  4. Añada líquidos, como caldo o agua, y combinar bien a fin de que se incorporen todos y cada uno de los elementos.
  5. Finalmente, la una parte del horno! Asegúrese de que los huesos estén totalmente cubiertos de líquido. Estos huesos precisan cocinarse a lo largo de unas horas para ser suaves y agradables, con lo que indudablemente van a perder mucha humedad.
  6. Contemplar la bandeja de horno o la sartén para asar con una tapa o chapa de papel de aluminio y cocer en el horno a lo largo de unas 4 horas, en dependencia del tamaño de las piezas y del lote.

Consejos para asar huesos de cuello de cerdo ahumados

  • Contemplar la parte de abajo de la cazuela o sartén con papel de aluminio le va a ser de enorme beneficio. En el momento en que tire de la carne por varias horas y horas, el jugo y la carne en sí acostumbran a engancharse a los lados y en el fondo, secarse absolutamente y transformarse en una labor bien difícil de adecentar.
  • Una fácil cubierta de papel de aluminio no solo servirá como área antiadherente, sino asimismo va a facilitar la limpieza de la bandeja, puesto que la puede sacar y tirar.
  • No atestar en demasía la bandeja de elementos. Esto crea inconvenientes a lo largo del desarrollo de cocción. Primeramente, crea una área de cocción muy dispar de distintas densidades y espesores. Esto va a hacer que ciertas zonas se cocinen, al tiempo que otros todavía van a ser bien difíciles. El segundo inconveniente es que el plato va a tardar mucho más en cobre si está lleno hasta el borde. En vez de eso, intente contar con los huesos del cuello de cerdo en solo una cubierta. Esto favorecerá una cocina traje y mucho más rápida.
  • Intente cocinar la carne y las verduras en un envase de cocina que se puede usar en la cocina y el horno. Así se usará bastante menos material y, por consiguiente, vais a haber de adecentar menos.
  • Dorar las verduras y las especies en exactamente la misma sartén donde has dorado la carne. Esto agregará un montón de sabores umami que solo elevarán el plato.

Cocinar huesos de cuello ahumados en la estufa

Quizás el más destacable procedimiento para cocinar los huesos del cuello ahumados en la estufa es el cocina.

Hervir los huesos del cuello de cerdo es simple; Los huesos del cuello de cerdo y un líquido como el caldo o el caldo se usan para cocinarlos a lo largo de múltiples horas.

  1. Primero, lavar, salpimentar y dorar los trozos de carne. Ignorar hasta el momento en que esté listo para usarlos. À Ahora, saltear las verduras, las condimentas, las yerbas y otros elementos aromatizados.
  2. Añada los huesos dorados a la cazuela y asegúrese de entremezclarlo todo bien. Al final, añadir los líquidos hasta el momento en que cubran los elementos.
  3. Hervir la mezcla, bajar el fuego y dejar cocer a fuego retardado a lo largo de 3-4 horas, dependiendo del tamaño de las piezas y del lote. Asegúrese de eliminar cada 30 minutos aproximadamente a fin de que los elementos no se peguen el fondo de la olla.

Consejos para cocer a fuego retardado los huesos de cuello de cerdo ahumados:

  • Va a deber comenzar a hervir la mezcla con una tapa para eludir que se evapore mucha humedad (líquido de cocción). En el momento en que se acerque el desenlace del desarrollo de cocción, puede eliminar la tapa a fin de que el líquido se reduzca y los sabores se concentren.
  • Utilice una cazuela para todos y cada uno de los pasos probables para añadir mucho más gusto a la carne y acrecentar la intensidad de fumar cortes de cerdo.

Cocinar huesos de cuello ahumados en una cazuela lenta / cazuela a presión

Nuestro procedimiento final emplea una cazuela a presión para cocer de manera lenta los huesos del cuello de cerdo en el transcurso de un largo intérvalo de tiempo de tiempo. Este procedimiento frecuenta demorar un tanto mucho más; no obstante, la espera merece la pena.

Asegúrese de comprender de qué forma marcha una cazuela a presión, singularmente la que le resulta concreta. Puede ser un equipamiento de cocina probablemente arriesgado si no lo cierre adecuadamente para dejar huír apropiadamente el vapor antes de abrirlo.

  1. Dorar los huesos de cuello de cerdo ahumados en una sartén a fuego medio-prominente en la cocina. Retire los huesos y colocarlos de manera directa en la cazuela a presión.
  2. Añada los líquidos y asegúrese que cubren los huesos, pero no toda la mezcla llena el envase (comunmente hay una línea de llenado máxima). Ponga la tapa sobre el guiso, cierre bien y ajuste el temporizador a lo largo de unas 4 horas.
  3. Despresurizar la cocina lenta y asegúrese de que haya salido todo el vapor antes de añadir elementos auxiliares. Vuelva a poner la tapa y configure otro temporizador a lo largo de precisamente 1 a 2 horas, dependiendo de la cocción real de la carne.
  4. En el momento en que concluya el tiempo, despresurizarse esmeradamente la cazuela lenta y retire la mezcla del envase.

Consejos

  • Asegúrese de dejar caer el vapor en el interior antes de sacar la tapa. Utilice una cuchara de madera para apretar el botón de despresurización.
  • Puede saltear las verduras y las especies antes de añadirlas a la cazuela a presión, pero tienen la posibilidad de quedar un tanto mojadas, puesto que en la cazuela no hay calor seco.

Como afectarán estos métodos al gusto ahora la textura?

En consecuencia, todos estos métodos de cocción de los huesos de cuello de cerdo ahumados van a tener efectos afines sobre la carne, puesto que todos prosiguen exactamente los mismos principios de cocción, puesto que son métodos de cocción húmedos.

Todos estos métodos van a dejar la carne tierna y totalmente tierna; no obstante, va a haber ligeras diferencias en textura y gusto.

La carne al horno en el horno comunmente da desenlaces finales considerablemente más sabrosos y un resultado definitivo un tanto mucho más seco y espeso, con independencia de los elementos que emplea.

Parte importante de esto es porque el horno usa calor seco para cocer los alimentos, de ahí que es tan esencial tapar la bandeja o la sartén y añadir regularmente líquido de cocción.

Nos chifla cocinar a fuego retardado los huesos de cuello de cerdo ahumados por el hecho de que dejan libre un sinnúmero de gusto y el humo se acentúa dramáticamente.

En el momento de hervir o cocer los huesos en la cocina, el gusto tiende a ser algo mucho más fino y el plato final considerablemente más despacio.

Cocinar en la cocina no puede lograr exactamente las mismas temperaturas que el horno, lo que quiere decir que se evapora menos humedad.

El gusto ahumado asimismo se pierde de manera frecuente gracias a toda la humedad de la cazuela.

Este es un inconveniente que se puede arreglar de forma fácil realizando hervir la mezcla a lo largo de la última hora sin tapa. Esto reducirá el líquido y concentrará sus sabores, dando sitio a una salsa considerablemente más densa y una carne despacio y tierna.

La cazuela a presión le dejará una receta aún mucho más despacio. No deja que se escape humedad, con lo que va a ser bien difícil hacer un plato mucho más espeso y con un gusto mucho más profundo.

La cocción a presión de los huesos del cuello de cerdo le dejará una carne impresionantemente despacio con sabores jugosos.

También te puede gustar

Go up

En esta web usamos cookies para el correcto funcionamiento de algunas herramientas que usamos con el fin de mejorar. Leer la política de privacidad