Cómo preparar y pintar los armarios de cocina

¿Quieres renovar tus viejos armarios de cocina? En lugar de sustituirlos, una solución más fácil y económica es pintarlos. Las siguientes instrucciones son para pintar armarios de madera o laminados.


¿Cuál es la mejor pintura para los armarios de cocina?

  • Compra los materiales adecuados para tu tipo de armarios: madera maciza, laminado o metal.
  • Revisa la etiqueta de la pintura en la lata para instrucciones específicas.
  • Los armarios de madera son ideales para pintar, pero cualquier superficie que pueda ser frotada con papel de lija puede ser pintada, así que deja volar tu imaginación. Seguro que hay muchas combinaciones interesantes en tu cocina actual que puedes diseñar.
  • Los armarios laminados requieren una imprimación especial de adhesión. El laminado debe estar en buenas condiciones para obtener los mejores resultados.
  • Elige una pintura de alta calidad. Hay pinturas especiales para armarios de cocina que proporcionan un acabado liso, pero cualquier pintura de alta calidad debe ser suficiente.
  • También puedes comprar un poco de pintura efecto pizarra negra o verde oliva (un color que combina a la perfección con el blanco) y aprovechar una o dos puertas de los armarios para tener un espacio para la lista de compra, recordatorios, incluso alguna obra de arte de los pequeños de la casa. En el siguiente enlace te dejo una lista con las que he encontrado en Amazon con envío gratuito (con Prime – 30 días de prueba gratuitos.) desde 9€ el bote de 250ml. Ten en cuenta que el rendimiento es de aproximadamente de 8 a 12 m² por litro:
  • Asegúrate de que tu pintura sea acrílica, no vinílica. La pintura a base de látex acrílico es duradera y fácil de limpiar.
  • Con las pinturas de látex, sigue siempre las instrucciones del fabricante con respecto al tiempo de secado.
  • Un acabado brillante hará que tus armarios ganen brillo, pero puede mostrar muchas marcas o errores. Los acabados semibrillantes o satinados son los que se utilizan normalmente en las cocinas. Algunas pinturas de acabado liso pueden ser difíciles de limpiar. Revisa las instrucciones para más detalles.

Prepara los armarios de cocina para ser pintados

El proceso de pintar todos los armarios de cocina puede durar varios días, así que planifica en consecuencia. Siempre usa el equipo de seguridad apropiado y abre las ventanas para ventilar. Además, para obtener mejores resultados, debes quitar las puertas y los cajones y trabajar en ellos en un área que esté fuera del camino, como un garaje o un sótano. Asegúrate de tener una ventilación adecuada allí también.

Primer paso

Determina el estado de tus armarios. Las superficies que ya están pintadas se pueden volver a pintar si la pintura existente está en buenas condiciones. Si no es así, la pintura vieja tendrá que ser retirada. Hay productos disolventes de pintura disponibles que facilitan este proceso. Simplemente aplicalo con un pincel, espera a que el disolvente reaccione con la pintura vieja y luego usa un raspador de plástico para quitarla. Una vez seca, retira la última capa de la pintura con papel de lija. Para más detalles sobre cómo desmontar correctamente sus gabinetes, incluyendo consejos para determinar el tipo de acabado y los productos adecuados para usar, vea Como rematar y limpiar los armarios de cocina.

Stripping old paint from kitchen cabinets.

Segundo paso

Vacía los armarios. Vas a lijar más tarde, lo cual puede que se llene de polvo. Retira las puertas, los cajones y las piezas que no vas a pintar. Cuando retires las puertas y los cajones, etiqueta donde van con cinta adhesiva de pintor para que puedas reinstalarlos en los sitios indicados. Guarda las piezas que no se van a pintar en una bolsa de plástico o en un vaso y etiqueta donde va.

Labeling cabinet door hardware.

Tercer paso

Limpia todas las superficies con un quita grasas y seca bien. Arregla las zonas dañadas. Las abolladuras y los agujeros se pueden rellenar con una masilla de madera. Usa una espátula para aplastarla y alisarla. Dejar secar según las instrucciones.

No llenes los agujeros de las piezas que has quitado (tiradores, etc).

Filling cabinet holes with wood filler.

Cuarto paso

Cubre tus encimeras, electrodomésticos y otras áreas que quieras proteger. Colocar cinta adhesiva de pintor en la pared a lo largo de los bordes del armario es útil. Lijar todo con una lija de grano medio para ayudar a que la pintura se adhiera a la superficie. Dobla el papel de lija para entrar en las áreas con más detalles de las puertas, cajones y en las esquinas de los marcos.

Sanding cabinet doors.

Quinto paso

Limpia todas las superficies con una aspiradora y un paño húmedo. Todo debe estar libre de polvo antes de pintar.

Cleaning sanded cabinets with vacuum.

Proceso de imprimación de los armarios de cocina

La aplicación de la imprimación es un paso importante en el proceso de pintura. La imprimación proporciona una superficie adecuada para que la pintura se adhiera y cubre las imperfecciones.

Primer paso

En los marcos de los armarios, trabaja de dentro hacia fuera. Si vas a pintar el interior de los armarios, empieza por atrás y sigue hacia adelante. Usa un pincel para entrar en las esquinas y áreas detalladas. Es importante usar pinceladas uniformes y terminar el trazo en la imprimación húmeda.

Applying primer to cabinet interiors.

Segundo paso

Usa un mini rodillo en zonas grandes y planas. La imprimación no tiene por qué ser perfecta. Su propósito es cubrir la superficie y proporcionar una buena base para la pintura final. Céntrate en una zona al mismo tiempo.

Priming kitchen cabinets.

Tercer paso

Cuando hayas cubierto la superficie, toma tu rodillo o pincel seco (no lo vuelvas a cargar) y revisa ligeramente la superficie una vez más para eliminar cualquier acumulación.


Cuarto paso

Pinta las puertas y los cajones. Retira las etiquetas escritas en cinta de carrocero pero mantenlas cerca. Empieza por la parte de atrás y aplica una capa lisa y uniforme. Cuando esté seco, dar la vuelta a la puerta y pintar la parte delantera. Comienza con las zonas detalladas, asegurándote de que la imprimación no se acumule en las esquinas y elimina los bordes. A continuación, pinta las superficies más grandes y planas con un rodillo de espuma. Usa trípodes de pintor para levantar las puertas y los cajones de la mesa de pintura. Esto te permite pintar los bordes más fácilmente.

En el caso de los cajones, normalmente es mejor pintar sólo la parte frontal del cajón en lugar de pintar todo el cajón. A veces pintar los lados y el fondo puede hacer que los cajones se peguen en los marcos. Dejar secar la imprimación según las instrucciones. Normalmente se tarda unas horas.

Applying primer to drawer fronts.

Empezar a pintar los armarios de la cocina

La pintura se puede aplicar con un brocha y un rodillo (apto para los principiantes) o con un pulverizador (para los más manitas). Las siguientes instrucciones son para pintar con brocha y rodillo.

Primer paso

Empieza por los marcos de los armarios, usando un pincel de alta calidad para las zonas más pequeñas y un rodillo de espuma para las superficies más grandes. La técnica es la misma que la de la imprimación – utiliza pinceladas uniformes y termina la pincelada de nuevo en la pintura húmeda y retira los bordes.

Painting cabinet frames, cover bottom layer of primer.

Segundo paso

En las puertas de los armarios y en los los cajones, pinta la parte trasera, déjala secar y luego pinta la parte delantera. Sigue las instrucciones de la pintura para el tiempo de secado correcto. No te precipites, deja que la pintura se seque por completo.


Tercer paso

Aplica una segunda mano de pintura. Esta debería ser tu capa final. Deja que la pintura se seque. Evita volver a montar todo antes de que la pintura se haya secado por completo.

Applying a second coat of paint.

Algunos pintores prefieren seguir con una capa de poliuretano para mayor protección. Otros dicen que no es necesario. Permitir que la pintura de alta calidad se seque completamente proporcionará un acabado resistente y duradero.


Remata las piezas de tus armarios de la cocina

Si estás usando tus tiradores, bisagras guías, etc viejos, puedes limpiarlos o volver a pintarlos con pintura en spray para darle un aspecto nuevo.

Arregla la ferretería en los momentos que esperas a que se sequen las capas de pintura para ahorrar tiempo.

Primer paso

Frotar la ferretería en agua templada con detergente para vajilla. Secar con toques suaves.


Segundo paso

Raspar suavemente con lana de acero fino.


Tercer paso

Fija los tiradores a un cacho de cartón para poder limpiarlos y sujetarlos cómodamente.


Cuarto paso

Pulveriza ligeramente la ferretería con una imprimación adecuada y deja secar. A continuación, aplica una capa de pintura. La clave es aplicar capas ligeras para evitar la sobreacumulación.


Último paso: volver a montar todos los armarios y cajones de la cocina

Ahora que tus armarios están pintados, considera la posibilidad de añadir revestimientos a las estanterías. Algunos revestimientos son decorativos y se adhieren a la superficie. Otros están acolchados para ayudar a proteger la superficie y los objetos que coloques sobre ellos.

Primer paso

Montar de nuevo los armarios y los accesorios. Usa las etiquetas para asegurarte de que las puertas y los cajones vuelvan a estar en los lugares precisos.


Segundo paso

Y ahora que has terminado de remozar tu cocina, a lo mejor te atreves con los siguientes proyectos para tu cocina:

  • Instalación de iluminación led en la cocina